No te escondas: 4 razones por las que debes mostrarte en tu web

Las fotografías en tu página web son un elemento fundamental.

En este artículo quiero hablarte de la presencia en Internet. Tener una buena presencia on-line hoy en día es vital. Cuando hablo de presencia no sólo es tener una página web o redes sociales, es mostrar  tu imagen a los demás.

Por eso, hoy quiero contarte:

4 razones por las que debes mostrarte en tu página web, concretamente, en tu página “sobre mí”.

¿Preparado?

1. Las personas tratan con personas

¿Alguna vez te han presentado a alguien?

Estás en una fiesta y tus amigos vienen con personas que no conoces; lo más normal del mundo es que te las presenten.

Dos besos o un apretón de manos según convenga y un…encantado o un placer…

Lo más normal del mundo, ¿verdad?

Tener una web es otra forma de comunicarte con los demás, no es muy diferente a lo que sucede en la vida real.

“¿Por qué te ibas a esconder detrás de tu página web o logotipo? ¿Tienes vergüenza de que te vean?”

¿Por qué te ibas a esconder detrás de tu página web o logotipo? ¿Tienes vergüenza de que te vean?

Se trata de presentarte a una persona que no conoces, es la primera toma de contacto con tus potenciales clientes.

¿Alguna vez has llamado a la empresa de telefonía para que te “solucionasen” un problema en el móvil o para contratar un plan diferente o lo que sea?

Ahora se ha puesto de moda que te atienda una máquina; debo reconocer que hay algo que hacen muy bien: ponerte de los nervios. Al final, lo único que quieres es hablar con una persona real con la que puedas interactuar de verdad.

Muestra quien eres, cómo te llamas, explica en qué consiste tu trabajo y qué hace que sea tan especial y diferente.

Enseñar quien está detrás de tu web humaniza tu marca en Internet.

2. Generar confianza y credibilidad

La sección sobre ti es la segunda página más visitada de tu web y por tanto la más importante después de la home.

La curiosidad es parte inherente de las personas, está en nosotros querer saber más. Saber más acerca del servicio, de las personas encargadas, de la forma de trabajar…

Cuanta más información sepamos mejor que mejor.

Es una cuestión de confianza.

La gente se siente más cómoda al saber que hay alguien de carne y hueso detrás de esa web o red social con la que pueden comunicarse y sentirse identificada.

Esa persona eres tú.

“Muéstrate sin condiciones y con naturalidad para que la gente pueda empatizar con tu trabajo.”

Muéstrate sin condiciones y con naturalidad para que la gente pueda empatizar con tu trabajo.

Si la gente no te conoce y se topan con tu web, ¿por qué no mostrarse?

Imagina que cuando vas a comprar el pan no hubiera nadie que te atendiese pero sí una voz hablándote.

Sería un poco raro, ¿no?

Eso es lo que provoca una página web llena de texto; no tienen información de quien eres y unas simples palabras no van a convencerlos de nada.

Tienes que ofrecerles toda la información  que necesitan para que confíen en ti: saber qué tipo de persona eres y qué sensación les transmites.

Aunque la gente ya te conozca y hayan entrado a tu web; necesitas enseñar tu imagen porque de esa forma reafirmarás el concepto que ya tienen de ti y de tu trabajo.

Convierte tu página web en un lugar más transparente y creíble.

3. Originalidad y diferenciación

Sabes lo importante que es diferenciarse.

Dependiendo del tono de tu empresa puede ser más o menos original. Puedes darle un tono más serio, más divertido, extraño…

Las posibilidades de esta página son infinitas en cuanto a la forma de presentarse. Depende mucho de tu personalidad.

Convierte tu página sobre ti en algo fácil de recordar. Y en ese sentido es bastante sencillo, he visto un montón de páginas en las que no hay una sola foto.  He visto los nombres de las personas y los cargos, pero no sabes quienes son.

Ver en la web a una persona  marca una gran diferencia.

Y una manera de diferenciarte aún más, es mostrar quien eres usando imágenes de calidad y de forma correcta.

Es un argumento de gran valor que pones en la mesa, sin lugar a dudas.

4. Mejora tu presencia on-line

Tu presencia on-line es la carta de presentación.

Hoy en día tenemos las cosas muy claras antes de decidirnos por contratar  un servicio o comprar algo, la información la tenemos en la palma de la mano, nunca mejor dicho.

Las personas ya tienen sus razones bien cimentadas antes de pasar a la acción. Por eso es necesario prestar atención a la huella que dejas en la red.

Si te muestras con una foto tuya o de tu equipo en redes sociales o en tu página web darás un paso de gigante en la percepción de los demás hacia tu trabajo.

Yo te entiendo. Da “coseja” mostrase en la web.

Tanto protagonismo te incomoda un poco, sientes que te expones mucho.

A mí me ha costado un poco también poner fotos mías en la web. Digamos que me siento mejor detrás de la cámara, no delante, por eso me hice fotógrafo.

En mis años de universidad tuve la oportunidad de hacer algo de televisión o dar la típica nota delante de la cámara con el micrófono. No he pasado más nervios y vergüenza en mi vida, no solo eso, después de hacer el ejercicio nos veíamos en una televisión; qué raro me veía.

Lo que sí se me daba bien era grabar con la cámara de televisión. Parece que apuntaba maneras para eso de las cámaras…ahora soy fotógrafo, cosas de la vida.

Aun así yo también me hice unas fotos y ahí están,  las puedes ver si quieres en la sección “sobre mí

Sé que te da un poco de vergüenza publicar tu imagen en la página web o perfiles profesionales pero necesitas hacerlo.


Al final, no está tan mal verte en tu página web.

Sobre todo cuando tienes fotos de las cuales te sientes orgulloso como todo lo que tiene que ver con tu negocio y por extensión con tu página web.

¿Qué sentido tiene esconder al que está detrás de esa idea innovadora, ese servicio tan especial o ese producto que es la solución a un montón de problemas?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.