7 Consejos para impactar con tu foto de perfil en Linkedin

Necesitas una foto de ti mismo para tu perfil es Linkedin.

Así que lo primero que haces es buscar en el ordenador o en tus redes sociales por si hay alguna fotografía en la que salgas medianamente bien.

De repente, encuentras una en la que no sales mal. Lo malo es que estás con otras personas, así que empiezas a pensar de qué manera puedes recortar la imagen sin estropearla y salir tu solo.

Te das cuenta después de recortarla que ha quedado una chapuza así que empiezas a ver la posibilidad de hacerte una selfie; vas a por el celular, lo levantas, enfocas y…

Sí, todos nos hemos encontrado en alguna situación en la que hemos necesitado un retrato de nosotros mismos.

Y todos, unos más que otros, hemos intentado buscar alguna imagen por ahí.

Pero esta manera no es la mejor, si quieres saber por qué echa un vistazo a “un recurso que revolucionará tu perfil en Linkedin

Yo, por suerte, ahora cada vez que necesito fotos para mis materiales de promoción,  página web o perfiles sociales, saco los cacharros y me hago la “selfie”.

 

 

“Todos nos hemos encontrado en alguna situación en la que hemos necesitado un retrato de nosotros mismos”

 

 

No siempre se tienen los medios para contratar a un fotógrafo profesional.

Por eso quiero darte algunos consejos que te ayuden a conseguir esa foto que necesitas. Estoy seguro que si los sigues conseguirás una foto presentable.

¿Puedes conseguir alguna cámara digital de algún amigo o familiar?

Una vez que la tengas, ¡manos a la obra!

Antes que nada, sitúa la cámara en algún punto donde esté segura y sepas que no se vaya a caer.

 

1. La luz atrae miradas

 

Imagina una habitación en la más absoluta oscuridad y de repente se enciende una luz, ¿dónde crees que irá la mirada?

La luz es uno de los recursos más importante que todo fotógrafo necesita entender y saber usar.

La tecnología ha avanzado en la manera de captar las imágenes, pero la esencia de la fotografía no ha cambiado desde su invención a principios del siglo XIX.

Sin la luz la fotografía como medio de expresión no hubiese existido.

Es precisamente la luz la que tienes que saber usar para que salgas bien en tu foto de perfil.

¿Qué quieres mostrar con tu retrato?

Tu rostro, ¿verdad?

Lo más importante es que se vea bien la cara. Para ello sitúate cerca de una ventana para que la luz sea lo más envolvente posible.

De esta manera conseguirás una luz que suavice tus rasgos y elimine las sombras en tus facciones.

Asegúrate de que el fondo no esté más iluminado que tu rostro. Si lo que quieres destacar en un retrato es tu rostro no sirve de nada desviar la atención hacia el fondo.

El ojo va a la luz.

 

2. Encuadra lo que quieres mostrar

 

Este punto tiene mucho que ver con la luz.

La luz nos permite mostrar lo que queremos, el encuadre nos ayuda a acotar lo que se ilumina.

Si has iluminado bien tu cara pero está situada a 4 metros, ¿de qué sirve?

Lo que  la gente quiere ver cuando se mete en tu perfil es tu cara, no el parque donde estuviste la semana pasada.

La fotografía solo puede mostrar lo que está en ella. ¿Para qué mostrar más información de la debida?

He visto en muchas ocasiones como las personas enseñan donde están, un paisaje o la oficina donde trabajan.

En otras se puede ver escaleras, la cocina, la habitación donde duermen…

¿Por qué?

La imagen de perfil tiene un único cometido: mostrar cómo eres.

También he visto lo opuesto, personas que están tan cerca de la cámara que solo hay cara, ojos, nariz y boca.

Lo ideal es mostrar cabeza y hombros.

 

 

3. El fondo es igual de importante que el sujeto

 

Una de las cosas que he aprendido con respecto a fondo o contexto en una fotografía es que es igualmente importante que el sujeto a fotografiar.

Para retratos de perfil profesional no hay nada mejor como un fondo de un color neutro, en el caso de haber algo, tendría que estar muy desenfocado para que no distrajera.

En mi opinión, el blanco y un gris neutro son perfectos, si me dieran a elegir entre uno y otro, el gris se llevaría la palma.

 

“Lo más importante es que se vea bien la cara”

 

 

Un color neutro en el fondo servirá como una superficie sólida sobre la cual trabajar: sin distracciones y limpio.

Esto en tu casa es fácil, lo único que necesitas es una pared.

He visto a veces que las personas se muestran en medio de su oficina con el ordenador y demás. Lo único que las personas quieren saber es quién está detrás de tu perfil, no la oficina donde trabajas.

 

 

4. La ropa no es algo superficial

 

Presta atención a la ropa que lleves cuando te hagas la foto.

Es importante que vaya acorde a la profesión a la que te dedicas. Si eres un artista posmoderno digamos que tienes un campo más amplio para experimentar.

Si eres un abogado, siento decirte que la cosa en cuanto a tu vestuario está un poco más restringida.

El color de la ropa es esencial. 

Dependiendo del tono de piel, pelo y ojos unos colores te sentirán mejor que otros.

Como aquí el objetivo es captar la atención desde el primer momento el uso de prendas que contrasten es vital. El contraste es un elemento compositivo que genera dinamismo. Si usas un tono muy parecido en toda tu ropa aburrirás al ojo.

Las rayas y cuadros son por norma general contraproducentes. Si te gustan lo que sí puedes hacer es usar otra prenda con algún color liso que neutralice un poco la potencia de esos patrones.

Una cosa es aburrir el ojo y otra es saturarlo.

Cualquier elemento que destaque sobre tu rostro le quitará protagonismo. Hay que usar cada elemento de forma correcta para que dé sensación de cohesión y sea agradable a la vista.

 

 

5. El pelo en su sitio, por favor.

 

Si vas a hacer una foto en tu casa péinate un poco.

He visto un par de fotos o tres en las que la gente sele con los pelos cada uno para un lado.

Los más perjudicados a manos del pelo somos los fotógrafos. Cuesta bastante retocar cada pelo para que esté en su sitio.

Es verdad que el tema del pelo para los hombres no es un problema, aunque no hay excusa para no peinárselo. Puedes usar algún producto para fijar algo el pelo.

 

 

“Presta atención a la ropa que llevas cuando vayas a hacerte la foto”

 

 

Si lo tienes un poco más largo, está bien usar un peine o cepillo para controlarlo un poco y después darle forma con la mano para darle naturalidad.

El caso de las mujeres es más complicado. Puede llegar a ser una tortura china lidiar con esos cabellos rebeldes. Más de una vez me he dejado los ojos retocando mechones.

Así que, tómate tu tiempo para arreglar todo lo que no esté en su sitio.

 

 

6. Siempre tu mejor perfil

 

La parte buena de hacerte las fotos  tú mismo es que no hay límite de tiempo.

Puedes estar todo el día del sábado haciéndote fotos, no hay excusa para no sacar al menos una que no esté del todo mal.

No te conformes con la primera que salga.

Cambia tu expresión, haz el tonto de vez en cuando.

De hecho es bastante divertido, es decir, me he visto en situaciones donde me he reído de mí mismo al hacer alguna pose o poner la cara de una forma ridícula y luego verme.

Seguro que tienes un perfil que mejor te favorece.

 

 

7. Tu foto tiene que representarte

 

Muestra la mejor parte de ti mismo.

Si me dieran la posibilidad de hacerme una foto con mi expresión normal y relajada, saldría con una cara un poco seria.

Cuando se está delante de la cámara el truco es actuar un poco. Si eres algo serio modifica la expresión un poco para hacerla más cercana y amable (acorde con tu naturaleza)

Si por el contrario eres alguien risueño estaría bien controlar esa parte y neutralizarla un poco, más si se trata de un perfil profesional.

El caso es encontrar un punto intermedio entre la cara descolocada por la risa y la cara de un sociópata.

Se trata de ser uno mismo, pero esforzándose por sacar siempre lo mejor.


En fin, espero que con estos consejos te ayuden con la foto de tu perfil. Así que tómate tu tiempo, sin prisa pero sin pausa como se dice en mi tierra.

Un retrato no solo es una imagen de ti mismo, es tu carta de presentación.

Así que ármate de paciencia y a darle al disparador.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.